El Adicto al Trabajo: Workaholic

El Adicto al Trabajo: Workaholics

Categorías: 

Etiquetas: 

La cultura del país parece "celebrar" la idea del adicto al trabajo, el presentismo, el aparentar, etc. Se escuchan historias de gente quedándose hasta las tantas en la oficina, "dejándose el pellejo" por su empresa, quedando como "héroes" para algunas personas...

A ver si la gente se entera, la adicción al trabajo es algo absurdo e improductivo. Todo está en contra:

  • Trabajar más no implica que consigas hacer mejor tu trabajo, solo significa que trabajas más El Adicto al Trabajo: Workaholicshoras.
  • Se llega a un punto en el que el trabajador crea más problemas de los que resuelve, especialmente cierto si está realizando alguna tarea complicada como puede ser programación, algo que requiere toda su atención, pudiendo llegar a retroceder en vez de avanzar.
  • Cuando el trabajador sabe que va a estar todo el día haciendo lo mismo, sin otras posibilidades... ¿en serio cree la gente que esa persona está 24 horas dedicadas a su proyecto? ¿De verdad creen que es eso posible a pleno rendimiento?
  • Este abuso al trabajo tiene fecha de caducidad, no es mantenible a lo largo del tiempo. Tarde o temprano, el personal se acabará quemando y dejará de ser útil.
  • Algunos no buscan formas de hacer su trabajo de forma eficiente, parece que incluso les gusta trabajar más de la cuenta. Probablemente se sienten más importantes así, sintiéndose más útiles en la oficina que fuera, en su vida real...
  • Efectos colaterales: los adictos al trabajo hacen parecer al resto de la gente, los que cumplen sus horas, que son menos que ellos, que hacen menos por su empresa. A muchos les provoca un sentimiento de culpa el hecho de levantarse cuando los adictos se quedan. Al final, acaban consiguiendo que a la gente le de fatiga no irse a su hora, incluso si no están haciendo nada productivo.
  • Otro efecto preocupante es, el hecho de que el adicto al trabajo no es capaz de tomar decisiones lógicas para optimizar sus tareas. No puede decidir a que tarea merece la pena dedicar un esfuerzo extra y la que no... ya que siempre "lo está haciendo" a su manera de ver. Así terminan cansados, incapaces de tomar decisiones correctas.
  • Con el tiempo, se ve que el adicto al trabajo no hace más que el que no lo es, simplemente gastan todo el día en ello. 

 

Esta imagen resume bastante bien lo que hay que hacer para evitar el término workaholic:

Deja siempre la oficina a su hora

 

  • El trabajo es un proceso sin fin. Nunca podrás acabar todo el trabajo.
  • Los intereses de un cliente nunca son más importantes que los de tu familia.
  • Si fracasas en la vida, tu jefe o cliente no se ofrecerán a echarte una mano. Tu familia y amigos sí lo harán.
  • La vida es algo más que ir a la oficina, volver a casa y dormir. Hay más. Necesitas socializarte, ejercitarte y relajarte. No hagas un sinsentido de tu vida.
  • Una persona que se sienta en la oficina hasta tarde no es un trabajador duro. Es un tonto que no sabe como gestionar su trabajo en el tiempo estipulado. Además de ser un perdedor que no tiene vida personal ni social.
  • No has estudiado ni te has esforzado en la vida para ser una máquina.


SALIR DE LA OFICINA A TIEMPO

  • Más productividad
  • Buena vida social
  • Buenas relaciones familiares


SALIR TARDE DE LA OFICINA

  • Menos productividad
  • Sin vida social
  • Sin vida familiar

 

¿Te sientes identificado con algo de lo escrito en el artículo? ¿No crees que ya está bien de tener esta cultura del presentismo? Si conoces a alguien así, hazselo saber... no está ayudando a nadie, ni a él mismo, ni a la gente que lo rodea.

Fuente: Rework